DE POLANCO A MI CASA.


Con tantos cambios, mudanzas, empacar y desempacar pa´ regresar con la misma decoración, pues no me a dado tiempo de darme un poco de cariño. Hoy me di cuenta que mi cabello esta creciendo como Dios le de a entender y que mi reloj sigue sin pila,

He estado aprendiendo muchas cosas con eso de los cambios, por lo pronto descubrí que estoy envejeciendo por que traigo un pinché dolor de espalda y ya me quedo dormida viendo la tele.

Mi adicción por el café cada vez sigue en aumento (no tengo problemas con eso) y mi poca tolerancia hacia la estupidez sigue en aumento (tampoco tengo problemas con eso). Últimamente e filosofado menos gracias a la corta distancia que tengo que recorrer para llegar a mi trabajo, antes me hacia  mas de una hora en llegar por lo tanto leía, me dormía, terminaba tareas, y veía hacia la ventana con mirada de asombro, actualmente apenas me da tiempo de ponerme rimel en una pestaña y ya llegue.

Las ventajas es que puedo dormir más en las mañanas y tengo tiempo para mis rituales matutinos. Que se desglosan de la siguiente manera:

  1. Tratar de extender mi sueño lo más que pueda, esto implica acordarme de cada detalle de lo que estaba soñando para poder tener una continuación inmediata.
  2. Buscar mi Ipod y poner mi rolita del mes
  3. Bailar y mover el trasero por toda mi casa
  4. Pasar 15 min viendo mi ropa sin tomar una decisión
  5. Bañarme en 10 min y vestirme en 5 min
  6. Acostarme a dormir unos 20 min mas por que me vestí muy rápido
  7. Salir de mi casa corriendo por que me dormí mas tiempo
  8. Regresarme por que se me olvido cualquiera de estas cosas: Ipod, USB, cambiar de libro, otro abrigo, mi cel o el recibo en turno a pagar.

Voy un libro de atraso en mi lectura y las revistas se apilan en mi mesa, extraordinariamente no he dejado de comprar ambas cosas (mmmmm interesante) y siempre llego con 15 min de retraso a mi trabajo. He de confesar que extraño mucho mi camino, mi cerebro no se adapta a la nueva ruta y busca a cada rato regresar, aunque con tantos cambios y sentimientos flotando, lo único que he aprendido es que el taxi me cobra 15 pesos de Polanco a mi casa.

010D6GIJ-GIJ-P1_1

Un pensamiento en “DE POLANCO A MI CASA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s