UNA MAS DEL METRO

 

8.40 llegue el metro cuando se supone que tengo que estar a las 8.30, llegue a la zona de abordaje y estaba llena, así que me pase al área de mujeres y había poca gente, pero en 30 segundo eso acabo, el metro llego a las 9:00 en punto obviamente para esa hora no cabíamos en ningún lado, apenas llego el tal anhelado metro, me metí como toda una profesional de la tacleada valiéndome madre los demás y pensando solo en mi descuento por llegar tarde.

 

Entramos la mayoría pero apretados, sentía los tallones en mis nalgas de medio mundo, pero el 80% de los que estamos eran mujeres así que no me preocupe tanto de sentir cosas raras aunque una chica tiene sus mañas, el problema es que en Tacubaya se bajo la mitad y subió el doble, solo se escuchaba hayyyy, Cuidado, Ufff, acabe con las chichas pegadas en la ventana y fue así como empezó el show.

 

Aprendí que las mujeres enojadas son aterradoras, había 3 mujeres que se peleaban por que se estaban empujando, otra vieja esta tratando de buscar su celular que se le cayo y pos no mas no nos movíamos a pesar de sus empujones por que simplemente no había lugar en donde moverse. Casi llagando al destino una ñora grito que se bajaba en la siguiente y que le valía a quien empujara y que le abrieran paso, creo que ese momento fue el clímax por que todos nos reímos y empezamos a burlarnos de la ñora, se oían cosas como, Váyase en Taxi, cállese vieja loca, el metro no esta a su servicio, y la clásica…. Pinché vieja además de puta, pendeja. No dejaba de reírme (claro que me reí poquito por que no podía respirar muy bien por los apretones)

 

Por fin llegue a mi destino que por cierto era el destino de la mayoría, nos bajamos tal manada de toros y de la misma maneja subimos las escaleras y bajamos a la salida.

 

Me dio un poco de lastima ver a una chava que se quedo afuera de la puerta del siguiente vagón buscando algo en cuclillas y vi su pierna sin un zapato, el metro cerro sus puertas y valió su zapato. Que horror y yo preocupándome por que iba aplastada!!!

 

Al subirme al micro después de estar formada esperando turno y ya con el calor de la manada un estupido señor se coló y se subió antes que yo, así que con repertorio de insultos frescos le dije el insulto n.2 mezclado del n.4 y la amenaza n. 8 del los insultos vagoneros, creo que causo impacto por que se bajo y me dio el lugar, el chofer del micro me dijo: bienaventurada sea a su camión mujer de tantas palabras así que ya roto el hielo me cedió “El lugar”  es donde se coloca la chica del conductor, así que empezó a sonreírme y me regalo una paleta para que tenga un buen día.

 

Llegue al trabajo y a mi junta tarde pero valió la pena por las odiseas matutinas.

Anuncios