LA PRISIÓN DE LA LIBERTAD

2006101088laberinto_fauno_trat_edited

Puedo dormir, puedo respirar pero no desaparecer. Estoy aquí. No hay donde escapar, hay una puerta sin vigilar y un cerrojo sin llave pero todo en mi, esta cerrado. Es como un sueño estando despierta.

Por que la prisión? Por no saber que decir, ni donde ir. ¿El norte? lleno de agua ¿El sur? Lleno de aire, ¿Mi izquierda, mi derecha? Entre el fuego y piedras. Todo es igual.

El mundo desconoce lo que se y no se como decir todo lo que esta en mi mente, todo lo que esta en mi, me metí a mi prisión de pensamientos desesperados de locura y soledad.

No se si apoderarme de mi entorno y conquistar nuevos terrenos o mejor aun, podría crear una nueva filosofía o política y generar un cambio o un perfecto caos, o decirle a todos la verdadera naturaleza del mal para que puedan ver la verdad o podría simplemente arrojarme a la muerte saltando al vació.

Al repasar mis opciones de un modo mas frió, me doy cuenta que la ultima opción me pareció la única alternativa que tendría algo positivo, así que haré lo que sea, solo por pura y única rebelión a mi prisión, a mi laberinto.

Me abstengo de acción alguna y reacciono a la nada ¿Y la prisión? esa viene conmigo.

Anuncios

FANTASIA REALIZADA

La Feria del libro estuvo en el zócalo de la Cd de México, inicio el Viernes 10 de Octubre y termino el 19. El sábado 11 fui con la comitiva de encontrar y comprar objeto de mi deseo, “La séptima puerta” parecía no hallarse en ningún lado, hasta que me tope con Editorial Planeta y había varios volúmenes de la seria del “El ciclo de la puerta de la muerte” pero el volumen 7 nada. Pues ni modo, no se puede tener todo esta vida, el sábado regrese y pase por editorial Planeta para no dejar y que ven mis ojos… El libro, el bien buscado y no encontrado, en manos de un mugre chamaco con cara de no se que madres es esto, le dije el niño que me diera el libro en cuanto lo desocupara, (PD Dámelo por que soy mas grande que tu) el niño lo dejo arriba de un montón de libros iguales, no me había dado cuenta que había como 20 de los mismos, zas!!!! Y yo peleando, tome uno de en medio y fui a pagar, ya con libro en mano, me fui a presumirlo a los cuates, (que por cierto pusieron cada de quechingaosmeimporta) el libro no esta tan gordo, eso me dio un poco de nervios por que lo voy a leer rápido y se me va a acabar la aventura de Haplo y los dragones, pero ni modo, me propongo a disfrutar el libro hasta que lo acabe.

 

Ahorita estoy la oficina y tengo el libro en mi escritorio, lo volteo a ver a cada rato, obviamente no lo puedo leer por que se supone que estoy trabajado…. Chale mejor lo guardo antes de que me salga mi lado cínico.