UNA MÁS DE LA MENTE

Hoy tengo demasiada hueva, me salí de mi oficina y me fui a caminar mientras me comía una barritas marínelas, me puse a pensar en las cosas que veía, en los autos, en el estrés y en todo lo que me pasaba con la mente… llegue otra vez a mi cuadra y decidí entrar otra vez al edificio y subir a mi oficina, pero creo que no sirvió de nada, sigo con los ojos a media hasta, mi cuerpo tiene mucho sueño y mi mente esta mas despierta y sensible a todo.

 

Esta como viendo las cosas en 4 dimensión, a toda reacción humana a toda palabra estoy creando un mundo, un argumento le doy un origen a todo, a veces me veo a mi misma pesando en la creación de una palabra y en quien la habrá inventado o buscando el origen de la letra E, creo que por eso tengo tanto sueño es un poco cansado ir a la par del ritmo de la vida cuando se trata de filosofar en todo.

 

Me puse a buscar en la red a una escritora que se llama Laura Gallego escribe literatura fantástica y leí una aventura de un próximo libro, lo cual desencadeno una incomodidad total por todo lo que estaba haciendo, ahora mi mente trata de meterse a los mágicos mundos y prefiero estar caminando en un lugar extraño esperando la llegada de un dragón con un mensaje para mi, claro que con semejante imagen, es obvio que me aburra de lo que estoy haciendo.

 

Lo malo es lo ajeno que se siente todo el entorno y lo fácil que se puede desencadenar todo lo que me puedo imaginar, es por eso que me estoy durmiendo todo el día de hoy, por que quiero dormir y así asociar a mi fantasía, no en una utopía con un sistema social perfecto, por que esas son simplemente estupideces, pero quiero estar pensando en la fantasía de la magia de los mudos creados con una idea de la ilusión.

 

Ya es la hora de la comida y sigo igual, me voy a dormir un rato mientras camino rumbo a un cajero para pagar mi colegiatura y espero encontrarme algo interesante en el camino